Redescubriendo Sant Maurici i Aigües Tortes

Suelo tener la equivocada percepción de que lugares fácilmente accesibles y, por tanto, propensos a una concurrencia excesiva de visitantes, pierden interés montañero. Sin duda, el P.N Aigüestortes i Sant Maurici sería para mí uno de esos lugares y, por eso, cuando Josep propuso allá por Enero la ascensión als Encantats me apunté sin demasiada convicción, con la intención de hacer una actividad invernal y sin muchas más expectativas. En aquella ocasión, con Jordi de compañero, las condiciones de la nieve no nos permitieron ni intentarlo siquiera lo que todavía me dejó más decepcionado.

Sábado 23 de Mayo,

Cuatro meses después vuelvo a estar en el refugio Ernest Mallafré acompañado en esta ocasión de Eduard y Josep; una extraña sensación de que parece que fue ayer cuando en este mismo lugar y con pocas horas de diferencia tuvimos que desechar el plan de la Canal Central als Encantats. Ahora todo apunta que va a ser diferente, meteo aceptable y nieve que se mantiene justo en el lugar que nos conviene, en la línea de la canal. Hemos llegado a las 10.30h después de encontrarnos en Tárrega, desayunar en Tremp, y dirigirnos hacia Espot donde hemos cogido el taxi hasta Sant Maurici. En el refugio hay una pareja joven que están pasando el fin de semana en plan más relajado; incluso han recogido leña para encender la estufa. Seguro que se agradece al final del día; cualquier cosa que haga este refugio algo más acogedor y confortable es bienvenida.

Preparamos mochilas y emprendemos camino al objetivo de hoy, el Pic de la Roca de L’Estany, al que intentaremos acceder vía canal-cresta por su vertiente norte, primero caminando por sendero suave para después desviarnos bosque a través en ascensión constante hasta salir a la tartera por la que aproximamos a la base de la canal. Bastante desprovista de nieve no presenta dificultades excepto un par de pasos en roca algo más delicados y que hay que asegurar bien; superado el segundo de estos resaltes, se llega a una especie de collado que nos sitúa ya en el inicio de la cresta que lleva a la cima. Aprovechamos este punto para picar algo, quitar crampones y descansar un poco; excelente balcón con vistas als Encantats y la Vall de Monestero.

De aquí a la cima la arista no presenta dificultades; alcanzado el objetivo, descendemos por la Collada dels Cantals por palas de hierba y roca hasta el valle y vuelta al refugio, al que llegamos a las 17.30h. Buena hora para charlar un rato, hacer los preparativos del día siguiente y cenar tranquilamente al calor de la estufa. Ha sido una buena actividad, ideal como preparación y toma de contacto, con el aliciente a la vez de hacer una cima poco conocida, solitaria y que recompensa gratamente con sus panorámicas. A las 21.00h Josep nos manda a la cama que a las 4.30h toca levantarse; mañana se presenta una jornada larga.

Visto y no visto, a las 5.30h ya estamos en camino hacia la Canal Central; la intención es llegar cuanto antes al muro de roca de entrada a la canal porque no sabemos en que estado estará y las dificultades que puede presentar. No encontramos congestas de nieve en la aproximación y a las 6.30h ya estamos en el inicio del primer largo del muro que está prácticamente pelado, sólo roca. El día está nublado, chispea y la niebla oculta nuestro objetivo, el Gran Encantat. Superamos el primer largo que Josep ha podido ir protegiendo a pesar de las características de la roca, descompuesta a tramos y difícil de colocar seguros fiables; está claro que encontrar este muro en condiciones de nieve, hielo o mixto puede complicar mucho las cosas y tener que afrontarlo de forma completamente diferente. Posiblemente tal como se encuentra ahora juega a nuestro favor..

El segundo largo es más difícil de proteger y obliga a Josep a progresar bastantes metros hasta poder asegurar. Superado este largo ya entramos de lleno en la canal, con nieve en buenas condiciones; progresamos al ensamble por la eterna rampa hasta alcanzar la enforcadura, a la que llegamos a las 9.30h.

Llevamos muy buen horario y aprovechamos para recuperar fuerzas. Por suerte, la niebla se ha levantado y aunque el cielo sigue tapado, el sol se atreve a hacernos algún guiño; parece que va a aguantar así. Para iniciar el ascenso al Gran Encantat salimos en diagonal por la derecha de la arista a través de pasos de roca-nieve con un ambiente alpino fantástico para luego bordearla por la izquierda y situarnos en el tramo final de acceso a la cima, que culminamos con éxito. Celebración, fotos de rigor y un paréntesis para descansar. Después Josep se adelanta para ir preparando el rapel de descenso mientras Eduard y yo estamos un rato más disfrutando del momento.

Un primer rapel de 40 mts y un descuelgue con cuerda hasta llegar al camino que nos lleva al Coll dels Encantats, donde esperamos a Josep; desde aquí bajamos ya caminando por la empinada canal de roca descompuesta que pone a prueba nuestras rodillas y que nos llevará hasta la Valleta Seca, para a continuación coger el sendero de regreso que a través del bosque conduce al refugio. Camino placentero y reconfortante que permite ir admirando el maravilloso entorno y relajarse después del esfuerzo realizado.
A la 13.00h llegamos al refugio; recogemos bártulos y decidimos volver a Espot en taxi, que el cansancio hace mella y bajar caminando y cargados no apetece demasiado. Así que nos dirigimos a Sant Maurici a esperar el transporte.

Y otra vez aquí, en el Estany de Sant Maurici, epicentro de este turístico enclave natural; he perdido la cuenta de las veces que lo he visitado como espectador pasivo, como mero observador del magnífico paisaje, ajeno a lo que podían ofrecer las montañas que lo rodean.

Tiempo para algo de reflexión: en contra de mi idea preconcebida, la Canal Central ha sido una gran actividad, con todos los ingredientes para considerarla una ascensión alpina de respetable nivel y exigencia; Eduard también ha quedado satisfecho y hay que tener en cuenta que tiene mucha más experiencia y que ha compartido con Josep actividades de mucha más dificultad y envergadura. A pesar de mi inicial escepticismo, me alegro de haberlo intentado por segunda vez y conseguirlo, y lo comparto con Eduard y Josep que me han ayudado en los momentos donde me flaqueaban las fuerzas.

A las 14.00h sale el taxi; me despido dels Encantats i de Sant Maurici que a partir de ahora ya veré con otros ojos. Llegamos al parking donde habíamos dejado el coche, nos cambiamos y emprendemos la vuelta. Paramos en Sort a comer a “tutiplén”, que nuestra previsión de alimento para estos dos días no ha sido muy buena, especialmente la mía, y ha habido un poco de hambre (eh! Josep!).

Hasta la próxima…

Un comentari

  1. M’alegro que hagueu tornat a Els Encantats i ara si poder completar aquesta magnífica ascensió. Salut i bona muntanya!

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Hola! Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació i oferir continguts d'interès. Vols saber més?

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close