Taller iniciació alta muntanya amb neu-Roc de les Ombres.

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de realizar este taller, que me ha enseñado muchísimo y en el que además he conocido gente estupenda.

Desde hace unos meses que tuve la oportunidad de volver a la montaña, mi vida ha dado un vuelco de 360º. Gracias a Cordada, a Irene y Antonio, pude retomar una ilusión que permaneció en standbye unos añitos. Gracias a ellos aprendí que era capaz, mucho más capaz de lo que creía, y sobretodo, gracias a ellos, aprendí a amar y respetar la montaña. Ahora, con la lesión de la mano al 100%, decidí que era el momento de dar otro paso al frente. Sentía que tenía que seguir evolucionando, seguir mi camino, sin plantearme una meta que se llame Aneto, Montblanc o Carlit, simplemente seguir un camino que ya se verá dónde me lleva. Era el deseo de ampliar conocimientos, el deseo de sentir la nieve bajo mis pies, sentir la energía que te transmiten las montañas que te envuelven, que te arropan, cuando estás arriba; de la misma forma que la sientes en un bosque en media montaña. Probar una nueva experiencia, que no sabía si me gustaría o no, aunque sinceramente todo apuntaba a que me encantaría.

El día comienza con un buen madrugón y un viaje hasta La Molina. Ana, Joan, Maria, Maria Jesús, Inma  y yo pasamos el día a las órdenes del míster, quien nada más pisar la nieve nos hace tirarnos por una cuesta para aprender a hacer autodetenciones sin piolet. Qué divertido!  Además, de veras, solo por ver la cara que ponen los domingueros que están con sus trineos cuando sacamos los arneses, las cuerdas, los crampones y los piolets vale la pena hacer el curso!!!! Pasamos la mañana tirándonos por cuestas haciendo autodetenciones. Servidora que es torpe solo aprende la autodetención básica, pero oye, suficiente! Será cuestión de venir otro día de nuevo a tirarse por cuestas!

Josep nos enseña a ponernos los crampones, diferentes formas de progresar, y por la tarde, después de comer y con un frío espantoso, aprendemos a atarnos y a hacer distintos tipos de nudos. Cuando llegamos al albergue nos duele todo el cuerpo, pero mis compis y yo tenemos la satisfacción de haber aprendido mogollón de cosas. Vale que no nos acordamos de muchas, pero el verdadero aprendizaje consiste en aumentar las ganas de seguir aprendiendo, y eso es exactamente lo que nos ocurre.

Por la noche, Josep nos reúne a todos y todas en el hall y preparamos la ascensión de mañana. Aprendemos muchos recursos y parámetros que debemos tener en cuenta a la hora de planificar una salida de estas características.

Al día siguiente, tras un desayuno fabuloso, nos plantamos en el punto de partida bien tempranito. Vamos ascendiendo paulatinamente, y vamos resolviendo las dificultades que van surgiendo durante la ascensión, observando nuestros errores y buscando formas de solucionarlos. Por mi parte, he de decir que observo un gran cambio desde la anterior salida a esta; no se me han cargado nada los gemelos porque en esta ocasión el calzado sí que ayuda, por lo que tengo más resistencia. La parte de grimpada la realizo con mucha más soltura, y mi punto débil continua siendo el confiar, sobretodo a la hora de hacer el rapel, que tenso demasiado y me pasa factura a nivel muscular. Así que en cuanto este 100% me voy a practicar rapels con Ferran. Finalmente, orgullosos de nosotros mismos, comemos en Roc de les Ombres.

Pese a todos los conocimientos que destaco haber aprendido, y los que me quedan por aprender, remarcaría que la lección principal que me llevo es la de colaborar, la de trabajar en equipo. La salida de hoy no ha sido especial por haber subido a algún lugar , o ni siquiera por haber mejorado en la progresión con crampones, sino que lo que hace especial esta salida es que todo, absolutamente todo, ha sido consensuado entre todos y todas, y que todas las personas que íbamos nos hemos motivado y apoyado.

Termino el domingo con dolor en el costado, cierto, y con una buena colección de morados, gajes del oficio XD, pero encantada de lo aprendido y además, con un próximo objetivo: BASTIMENTS, con soci@s de Cordada, si el tiempo acompaña!

En definitiva, creo que esto es el inicio de un nuevo camino que se proyecta y estoy muy ilusionada de seguir compartiéndolo con Cordada

veure fotos del taller de formació

 

IMG_0819 IMG_0829 IMG_7996 IMG_8003

Un comentari

  1. Bravo, Noelia….a esto lo llamo yo ” poder de superación “. El otro día me dijo una amiga: “Ana, los moratones se van, las sensaciones se quedan” y la sensación que me ha quedado a mí es la de sentirme como en casa, en buena compañía. Lo dels Bastiments, queda pendiente….a ver si hay más nieve que ahora la cumbre está peladita….

    Y, tranquilo, Josep, los nudos los acabaremos aprendiendo, tiempo al tiempo ;P) A día de hoy sólo sueño con ballestrinques, ja,ja,ja…

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Hola! Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació i oferir continguts d'interès. Vols saber més?

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close