Messner siempre dijo la verdad

Has llegit últimament alguna noticia interessant relacionada amb la muntanya. Escriu-la aquí perquè la puguem comentar tots.

Moderador: Secretaria

Respon
Avatar de l’usuari
Juan Luis Naranjo
Entrades: 31
Membre des de: dl. ago. 29, 2005 15:07
Contacta:

Messner siempre dijo la verdad

Entrada Autor: Juan Luis Naranjo » dc. nov. 16, 2005 13:40

El análisis de ADN en los restos del hermano menor del alpinista demuestra que murió por accidente en el descenso del Nanga. Reinhold fue acusado por dos compañeros de haber abandonado a su hermano antes de alcanzar la cima.

Reinhold Messner, alpinista italiano conocido por su osadía para algunos el más famoso del mundo, ha visto reconocido su tesón y confirmada la versión que siempre sostuvo sobre la muerte de su hermano, Günther, en la vertiente del Diamir del Nanga Parbat (una cima de 8.125 metros situada en el Himalaya pakistaní), la novena más alta del mundo.

Reinhold perdió a su hermano menor hace 35 años, cuando ambos llevaban a cabo la primera travesía de este ochomil y abrieron una nueva ruta al ascender por la pared del Rupal y descender por la del Diamir del Nanga, una experiencia considerada por muchos como épica. Reinhold siempre sostuvo que ambos coronaron el Nanga y que Günther, que entonces contaba 23 años, quedó rezagado durante el descenso, donde fue sorprendido por una avalancha y desapareció. El hermano mayor pasó un día entero buscándolo hasta que decidió continuar el descenso. Reinhold llegó solo al campo base en muy mal estado de salud. Perdió seis falanges de los dedos de los pies y varios dedos de las manos a causa de la congelación. La muerte de su hermano le ha perseguido durante toda su vida, ya que dos compañeros de expedición, Hans Saler y Max von Kienlin, le acusaron de haberlo abandonado antes de llegar a la cima “porque sólo le importaba la fama”. Sin embargo, Reinhold siempre sostuvo que ambos coronaron la cima y que Günther se perdió en el descenso en medio de una tormenta, probablemente a causa del mal de altura. El hermano mayor, que ha seguido en el alpinismo y fue el primero en escalar las 14 cimas más altas del mundo sin oxígeno, no abandonó nunca la búsqueda del cadáver de su hermano.

El hallazgo de unos restos en enero del 2004 confirmó que un peroné encontrado cuatro años antes por un guía de montaña al pie de un glaciar, a unos 4.300 metros de altitud y cerca del campo base del Diamir, era de Günther. Reinhold pudo reconocer las botas y la chaqueta que Günther llevaba puestas cuando murió. La investigación de los restos encontrados fue dirigida por el especialista en anatomía Eduard Egarter.

De todos modos, Reinhold no sedio por satisfecho y reclamó que se practicaran las pruebas de ADN que debían confirmar que efectivamente los restos hallados por Hanspeter Eisendle ertenecían de su hermano. El resultado positivo supondría que Reinhold había dicho siempre la verdad y que, por tanto, nunca abandonó a su hermano, sino que coronaron juntos la cima y emprendieron juntos el descenso. Reinhold trasladó los restos al instituo médico legal de Innsbruck para que fueran realizadas las pruebas de ADN, las más fiables para autentificar que efectivamente pertenecían a Günther. El instituto austriaco ratificó el viernes que los restos analizados pertenecían a Günther Messner. “Por fin puedo cerrar una polémica que jamás tendría que haberse iniciado”, comentó el mismo viernes Reinhold, que en la actualidad tiene 60 años.

Ahora, 35 años después de aquella malograda expedición, ha visto reconocido su tesón. La casualidad quiso que el hallazgo de Eisendle, uno de los guías del Naaem Khan, resolviera uno de los enigmas más controvertidos del ámbito del montañismo. Algunos comentaristas aseguran que el guía no estaba buscando piedras para llevárselas a su hijo cuando encontró los restos. Desde aquel accidente, Reinhold siguió practicando el alpinismo, centrado en los ochomiles del Himalaya. Reinhold Messner ha anunciado que este año piensa volver al Nanga Parbat.

LUNES, 24 OCTUBRE 2005
LA VANGUARDIA

Respon