Crónicas alpinas agosto 2011

Explica’ns que has fet aquest cap de setmana o com t’han anat les últimes vacances. No oblidis incloure les teves fotos a la Galeria de fotos. ;)

Moderador: Secretaria

Respon
Maite Fernández
Entrades: 2
Membre des de: dt. oct. 25, 2005 13:24

Crónicas alpinas agosto 2011

Entrada Autor: Maite Fernández » dv. set. 16, 2011 15:02

Crónicas alpinas
……….. No obstante cuando estás allí es posible que otros picos menos nombrados por su menor altura te entretengan pues la silueta recortada de sus aristas, las paredes verticales junto con la espectacularidad del cruce de glaciares hace que la mirada se vaya de un lugar a otro, embobada por el espectáculo y cueste reconocer el momento que estás viviendo. Es ahora, varios días más tarde, viendo sobre el mapa el camino recorrido, cuando aprecio el privilegio de la belleza vista y pienso si tuve tan abiertos los ojos como requería el momento.

Podéis mirar las rutas en

http://www.gps-tracks.com/TrackToGoogleSatMap.asp?TrackId=S00094&LangDialog=d&FiOrt=gpstracks

Día 12

Barcelona- Geneve – kanderstek -Selde (1537m) – refugio Löstschepasshütte 2690m
Desnivel 1153 m de subida, 8 km de ruta

Viajar estresa!
Os ahorro todo el viaje porque es como todos los traslados, madrugar, plantarse no sabes dónde, problemas, más problemas y alguna solución…..muy pocas horas dormidas….

La cosa empieza a ser interesante desde que dejamos la Furgoneta a las afueras de Kanderstek y llamamos para reservar el taxi-Bus hasta Selde que salia…ya!!!!!

Desde Selde a 1537 m empezamos la ascensión hasta el refugio Löstschepasshütte 2690m. Vamos todo lo deprisa que podemos que no es mucho ya que llevamos muchas horas en marcha y no somos precisamente los deportistas del año. Son las 17 h y nos faltan 1000 m de ascensión. Para empeorar las cosas en Suiza la hora de la cena es a las 18. ¡Lo vemos mal para cenar! Seguimos un camino que sigue el arroyo llamado Leitibach. El paisaje todavía es verde, lloviznea un poco y vemos pequeñas cabañas y vacas que pacen plácidamente en los prados. En dos horas iniciamos nuestro primer contacto con la nieve entrando de pleno en la Lötscheglestcher, un glaciar ya casi en vias de desaparición. Afortunadamente o desafortunadamente (todo depende del punto de vista of course) no tenemos que ponernos todavía los grampones y acabamos llegando al Löstchepass un collado cercano al refugio y después a éste hacia las 20h.

A pesar de la hora, conseguimos que nos den de cenar sin mucha bronca. Es un refugio privado y se nota por los servicios y las facilidades. Claro que esto todavía no lo sabemos, incautos de nosotros como es muy tarde y venimos todavía limpitos no nos duchamos……a las 22 estamos durmiendo.

Día 13

Lóstchepasshütte 2690m –Flafleralp (1763m)- Hollandia Hütte (3235m)

Desnivel; 927 m de bajada – 1472m de subida
Km Josep y Victor; 27 km. Nuria y Maite; 17km

Dónde nos hemos metido? o Dios aprieta y ahoga, pero bien.

Nos levantamos antes de amanecer y conseguimos salir del refugio con las primeras luces del día. Nos da la despedida el gato negro del refugio acompañándonos un buen rato en la bajada hacia Lauchernalp a 2102m.

Nos espera un día largo y duro hasta el Hollandiahütte.

Afortunadamente para mi, Núria tiene su estomago en mal estado y está mareada y llegados a este pueblecito hacia las 9 de la mañana el grupo se divide. Víctor y Josep seguirán su camino de bajada por la montaña y Nuria y yo bajamos en teleférico hasta Kippel 1376m y de allí en dirección Este hacia Flaferalp 1787 m en bus donde nos esperaremos para salir todos juntos ya hacia el refu.

Ellos llegan dos horas más tarde que nosotras, parece que el camino era de aquellos que erosionan los pies y las rodillas –me alegro de haberme ahorrado el trabajo!- .

Desde nuestra posición matinal nos preguntábamos por las montañas que nos rodeaban. En especial un pico imponente y omnipresente que después sabremos que se llama Bietshorn 3934m. Al llegar a Flaferalp ya tenemos otro gigante sobre el que preguntarnos y sorprendernos: el Breithorn de 3785m. El paisaje que hasta aquí todavía es más verde que blanco, pero ya imponente y eminentemente alpino aunque todavía plácido y vital.

Desde Flaferalp 1787m emprendemos el camino ahora en dirección noreste siempre ascendente pero suave , tomamos la variante que pasa por el Annenhütte 2358m emplazado sobre el valle de Gugginalp para poder hacer una parada cómoda y velar por la salud de Nuria que lleva sin comer todo el día y nota ya en las piernas los metros ascendidos. Tras un descanso en este refugio muy accesible y lleno todavía de gente, salimos decididamente de la comodidad de los caminos de montaña para afrontar nuestro segundo pero en realidad primer glaciar ya encordados, con grampones y en un ambiente totalmente alpino; es el Lanngegletscher y caminándolo todo él en ascensión llegamos a Grossi Tola y el collado Lotschenlüke 3164m y finalmente girando hacia el Oeste al Hollandiahütte 3240m.

De nuevo llegamos cerca de las 20h, tarde para cenar y agotados como el anterior día. A pesar de una segunda bronca por la hora, nos dan de cenar y podemos reponer fuerzas. Creo que los chicos hoy han caminado 13 horas y nosotras 11h.

La vista desde el refugio es alucinante (dormir a más de 3000 m de altitud tiene estas cosas), tenemos todavía omnipresente el Breithorn y a lo lejos el Bietshorn pero se han unido a la fiesta algunos de los grandes picos de los Alpes, que ahora sí nos rodean con su majestuosidad; Mittaghorn 3972m , Abeni Flüe 3962m y Gletscherhorn 3983m nos arropan desde el norte. Desde las ventanas del refugio oteamos la perspectiva sobre el camino andado hacia el suroeste sobre la Langgegletscher y los picos que la circundan; Schinhorn 3797m, Sattelhorn 3745 y ya abriéndose sobre la Konkordiaplatz el Alestchorn 4193m. Observando en dirección Noreste vemos nuestro siguiente objetivo el gran glaciar Grosser Aletschfirn que nos llevará hacia la inmensa Konkordia Platz. Desde allí donde miramos todos los picos parecen inexpugnables y los glaciares inmensos.

Segundo día de travesía, no hay duchas en el refugio. La comida es buena y la amabilidad suiza no queda en entredicho a pesar de una mala cara por llegar tarde a la cena. Tenemos también una buena muestra de sentido del humor Suizo; mientras subíamos por el glaciar nos animaban con gritos y silbidos. Al llegar al comedor nos enteramos de que un extenso grupo había estado haciendo apuestas sobre nuestros tiempos y los que nos animaban eran los más optimistas. ¡¡¡Cómo pasar el tiempo en un refu y no aburrirse demasiado!!! En todo caso siempre es agradable llegar después de un día duro y que te reciban con sonrisas y un poco de juerga.


Día 14

Hollandia Hütte – Fisterarhornhütte (3048m)

Desnivel de bajada; total 590 m . 543 m de subida
18 Kms recorridos

¡Hoy puede ser un gran día!

Ya no me acuerdo a qué hora nos levantamos pero salimos pronto aunque ya sin frontales, encordados desde el principio nos enfrentamos a grandes grietas y no sé si muy conscientes de que vamos a pasar por lugares míticos de los Alpes. Nuestro Objetivo al alcance de la vista allí en una distancia que parece corta pero que después se mostrará lejanía certera.

Debido a las circunstancias cambiamos de planes y decidimos no afrontar ya las etapas de ascensiones del Mönch y el Jungfrau como estaba previsto. Al llegar a la Konkordia Platz cambiaremos el itinerario hacia el glaciar Grünnerfirn en busca del Finsterarhorn y dejando para otro momento la Jungfraufirn

El día comienza atravesando a lo largo el Grosser Aletschfirn, tenemos –mejor dicho tengo- la primera caída a una grieta, y vemos lo entretenido que resulta progresar por glaciares llenos de grietas, con constantes giros, saltos etc. en busca de un camino que aventurábamos en línea recta. Afortunadamente no tendremos nunca grietas ni especialmente anchas ni largas con lo que nos ahorraremos problemas técnicos y de tiempo demasiado complicados. Finalmente llegamos a la Koncordia Platz, que en contra de lo esperado en una plaza, no es exactamente plana. Lo que si que es, es estremecedora en su belleza inerte; cruce de 5 glaciares, rodeada de picos, brilla en tonos blancos de nieve, azules de hielo y grises y marrones oxido de piedras que aquí y allí crean líneas de arrastre que recorren los glaciares de arriba abajo siguiendo sus extremos.

La rodean desde el norte y en sentido de las agujas del reloj los colosos Jungfrau 4158 y Mönch 4107, Fiescherhörner 4049m, Gross Grünhorn 4044m, Finsteraarhorn 4274m, Fiescher Gabelhorn 3876m, Grosses Wannenhorn 3906m y Aletschorn 4193m. No obstante cuando estás allí es posible que otros picos menos nombrados por su menor altura te entretengan pues la silueta recortada de sus aristas, las paredes verticales junto con la espectacularidad del cruce de glaciares hace que la mirada se vaya de un lugar a otro, embobada por el espectáculo y cueste reconocer el momento que estás viviendo. Es ahora, varios días más tarde, viendo sobre el mapa el camino recorrido cuando me doy cuenta del privilegio y de la belleza vista y pienso si tuve tan abiertos los ojos como requería el momento.

Desde los 2600 m que debe tener la parte baja de la plaza, subimos por la Grüneggfirn hasta el collado Grünhornlüke a 3280m para volver a bajar a cota 3000m y finalmente accerder a Finsteraarhorhütte a 3048. Hoy conseguimos llegar a las 17h al refugio e intentamos lavar algo de ropa y lavarnos nosotros. Infructuoso ducharse; no hay duchas. 


Dia 15

Finsteraarhornhütte 3048m – Oberarjoch (3216m)- Oberarhorn Hütte

Desnivel bajada 350m , desnivel de ascenso 650m
Kms recorridos 11 km

Qué refugio el de aquel dia!

Amanecimos pronto pero la previsión de mal tiempo se ha ratificado y llueve sobre el Finsteraarhornhütte. Cómo la etapa que se nos viene encima es corta, podemos permitirnos esperar un poco y salir más tarde. Nos da tiempo a ver el paisaje- que no está mal desde 3000 m – y ver un poco los mapas para ubicarnos. Finalmente antes de las 12 ya estamos en marcha. Descendemos por uno de los glaciares más grandes de Europa, el Fieschergletscher hasta su intersección con las Galmigletcher a 2800m. Desde allí y en dirección noreste hacia el Oberaarjoch 3477m un collado que nos llevará hasta nuestro refugio del día a 3212m.

Este destartalado, curioso e inaccesible refugio es uno de los más auténticos que he visto nunca. Para llegar a él hay que subir dos tramos de escaleras ya que la retirada del hielo y la nieve lo han dejado suspendido en la altura a unos 10 metros del glaciar. Su guarda es no menos curioso, aunque tuvimos la suerte de caer en gracia ya que le trajimos un encargo desde el anterior refugio; se mostró un poco huraño con dos croatas que aparecieron sin reservar. Con nosotros en cambio se portó bastante bien; calentó el comedor a temperatura tropical, nos empachó con un plato rico pero contundente y por supuesto nos dejó claro que no había duchas…..aunque la verdad en este refugio lo esperábamos…también nos recomendó subir al Oberarhorn 3631m de noche para ver amanecer allí. Afortunadamente no le seguimos el consejo y subimos ya con luz.

Dia 16

Oberarhorn – Lagos- Interlaken
Desnivel 419 de subida. – desnivel de descenso 1400 m. Km 15km

Un 3631m para desayunar y vuelta al color verde; oooh que flores!!!!

No hay nada como dormir a 3212m como para que subir a 3631 y superar el record de altura de los Pirineos te parezca un paseo. Bueno algo hubo que hacer –sobre todo yo que estaba tocada por dos caídas de días antes- pero claro a eso de las 10 ya estábamos de vuelta a refugio y preparados para afrontar nuestra vuelta a los valles al menos por un tiempo.

Desde el Oberarhornhütte descendimos por el glaciar Oberaarhorngletscher y hasta el Oberaarsee (lago) y bordeándolo por su izquierda hasta su otro extremo donde hay conexión con un aparcamiento y una carretera que lo comunica con el Grimselsee (lago) y el autobús que nos llevará de vuelta a Interlaken donde hay un albergue en el que esperamos poder dormir los próximos días.

Caminar por los glaciares es un continuo engaño para los sentidos, lo que parece ahí cerca se antoja por estar a horas de camino y lo que parece estar en línea recta en realidad es un capricho de zigzagueos tratando de evitar grietas, piedras y caminos imposibles. Un final de glaciar no es diferente, parece que ahí está el final pero después del hielo quedan aun lenguas de piedras y más piedras que no acaban nunca.

Sólo cuando llegamos al principio del Oberarsee –un lago con aguas grises llenas de sedimentos del glaciar que lo sirve- recuperamos poco a poco los caminos de tierra y poco a poco, el verde y al poco también claro flores!
Un descanso para los pies y la vista y una carga adicional para las mochilas que llevaban todo el equipo de nieve.

Cómo la perspectiva era caminar por valles dos días Josep pensó bien recuperar la furgoneta que para lo cual había que hacer un largo viaje y cierta prisa. Los detalles logísticos los ahorraré pero merece la pena mencionarse la belleza por los valles y montañas que circundan la carretera que va de Grimselpass hasta Meiringen. Cuando llevas días habitando parajes en los que apenas hay 5 pájaros que viven de los refugios y algunos humanos locos, la invasión de vida de las zonas bajas te deja en estado catatónico.

Por fin podemos ducharnos y lavar la ropa un poco más seriamente.
El albergue sito en Böningen es una delicia situada frente al lago. Lástima que lo cierren porque es mejor que algún hotel con estrellas que he pisado.

Gracias a Josep por ir él solo a buscar la furgo a Can deu y dejarnos descansar

Dia 17

Harder Kulm 1306- Augstmatghorn 2137- Alp Lombach 1559m
desnivel ascenso 558 m – desnivel descenso 396 m . kms recorridos 14,50 kms

Cómo me gusta ser senderista

Amanece el primer día de vuelta a nuestro estado natural de senderismo y pese a que estaba pensado como un día de descanso tenéis claro que no nos podíamos quedar quietos aunque llevábamos una cierta calma chicha. Lo malo de cambiar de planes y bajar de los glaciares fue que nos dimos cuenta que nuestra ropa había dejado de ser adecuada para las nuevas temperaturas. Infructuosa búsqueda de pantalones en Interlaken.

Interlaken es una pequeña ciudad que está entre dos grandes y alargados lagos; el Brienzer see (donde está nuestro pueblo Böningen) y el Thunersee. A un lado de estos lagos está una gran cordillera con el Eiger, el Jungfrau y el Mönch entre otros y al otro otra formación montañosa mucho más baja donde nos proponemos ir hoy.

Al final dejamos las tiendas y ya tarde cogemos el funicular que comunica Interlaken con la montaña – Harder Kulm y subimos fácilmente de 567m a 1322m a partir de allí seguimos toda la cresta de la montaña con intención de llegar al Brienzer Rothorn 2350. Nada más lejos de la realidad. Hubiéramos necesitado dos vidas para hacer ese camino al paso que llevábamos así que nos conformamos con bajar a mitad de lo esperado para poder llegar al albergue a una hora aceptable. Al final a poca distancia del pico Augmatshorn 2137m nos desviamos iniciando el descenso hacia el valle que queda paralelo al que estamos. Encontramos una casa bar en medio del campo y unos ancianitos la mar de amables nos bajan hasta el pueblo donde cogemos un bus hacia el albergue. De paso nos enseñan su casa que tiene varios trabajos en madera bastante antiguos y es realmente interesante.

Dia de turismo total, con mucho calor pero con ducha al final!!!!!!


Dia 18

First 2168m- Schwarzhorn 2928m – Grindenwald 1034m

Desnivel de subida 760 m. desnivel de bajada 1894. Km recorridos 18km

Si se puede hacer una ferrata porqué ir por un camino?

A estas alturas ya hemos buscado la manera de volver a subir hacia el Mönchhüte sin menoscabar demasiado la economía y así poder hacer los picos que estaban previstos así que nos tomamos este día en plan vamos a ver el otro lado de los lagos antes de irnos e investigar un poco las primera línea de montañas que avanza los grandes cuatromiles que hay detrás.

El dia nos deparó algun divertimento y un descubrimiento ; el Wetterhorn se nos presentaba con sus 3701m como todo un reto con una pared vertical digna sólo de grandes escaladores. Todo el día pudimos ver grandes picos a nuestro alrededor; desde el Schwarzhorn 2928 que era nuestro objetivo hasta el Breithorn 3782 allí a lo lejos y pasando por el Wetterhorn 3701m, Schreckhorn 4078m, Finsteraarhorn 4078m, Fiescherhörner 4049m, Eiger 3970m, Mönch 4107m, Jungfrau 4158m, Mittaghorn 3895m, y Grosshorn por decir solo los más altos.

Dejamos la furgoneta en Grindelwald a 1034m y cogimos el funicular hasta First a 2168. La subida es alucinante porque se sube más de 1000 m cuando sólo hay una torre se sujeción a medio camino.
Una vez en First cogemos el sendero que va directo al pico. Nuria y yo vamos lentas pero los chicos tienen prisa pues hay una ferrata que lleva al pico y quieren hacerla. Quedamos en encontrarnos en la bifurcación del camino que divide la ruta a la ferrata o la ascensión senderista. Les vamos viendo gran parte del camino. Al final nos encontramos ya a unos 200 m de la cima, yo todavía de subida y ellos ya de bajada.

Porqué se nos ocurrió bajar andando? Porque las Mujeres estamos locas!! Digamos que al no haber subido más de 700 m no nos imaginamos cómo sería bajar de nuevo a Grindelwald (unos 1600m de desnivel de bajada). Bueno, llegamos con las rodillas y los pies magulladillos.


Dia 19

JungfrauJoch 3454- Monch 4107m - MonchHüte 3627m

Desnivel ascensión 653 – desnivel descenso; 480
Kms recorridos ; 8 km

No me puedo ir sin subir un 4000

Salimos muy prontito por la mañana y vamos con la furgoneta hasta Wengen donde la dejaremos aparcada durante dos días. Tomamos el funicular hasta Männlichen 2227m y hacemos una corta excursión hasta Kleine Scheidegg donde de nuevo cogemos el tren hacia el Jungfraujoch a 3454m. Una vez allí los chicos salen a toda prisa pues quieren subir el Mönch y amenaza mal tiempo. Nuria y yo nos quedamos pero por poco tiempo en el Jungfraujoch; un sitio totalmente prescindible a no ser que te gusten las aglomeraciones. Salimos después de un café hacia el Mönchhütte esperando encontrar un poco de tranquilidad y ambiente montañero. Encontramos tranquilidad pero también una antipatía y un mal ambiente que no nos habíamos encontrado en ningún lugar anteriormente. Éste refugio es uno de aquellos a los que no vuelves a no ser que no quede más remedio.

Después de una ráfagas de viento que nos hicieron sufrir un poco hacia las 16.00 aparecieron los dos alpinistas con su 4000 en el bolsillo. Parece que llevaron un ritmo de ascensión bastante fuerte pero eso ya os lo cuentan ellos.

Dia 20

Si he subido uno tengo que poder hacer el otro

Mönchhütte 3627m, Pico Jungfrau 4158m – JungfrauJoch 3454m – Interlaken

Desnivel de ascenso 531 m desnivel bajada 704 m. Kms recorridos 10km

La noche nos azota con una fuerte tormenta de viento y lluvia. Casi nadie duerme y hay mucho movimiento en la habitación. Muchos de los que se levantan en el primer turno hacia las 3 de la mañana se quedan en tierra, otros se atreven a salir. Yo rezo para que no salgamos ya porque todavía no he podido dormir nada. Finalmente podemos quedarnos hasta las 6.00h. Cuando me levanto me duele tanto la costilla que dudo que pueda subir el Jungfrau ni nada, pero Josep me anima a continuar. Salimos ya casi a las siete, desde luego demasiado tarde para lo habitual pero el tiempo, que ahora empezaba a amainar, era el que había dictado el horario.

Nos dirigimos al JungfrauJoch, lo atravesamos y salimos por su salida Oeste. Desde allí hemos visto una traza que nos aproxima a la ruta de ascensión. Reorganizamos mochilas y dejamos la mía escondida en una grieta. El Jungfrau nos queda justo delante. El tiempo ha cambiado radicalmente y ahora luce un Sol de justicia que reblandecerá la nieve. Esta noche no ha helado y la nieve además está ya blanda. Ya encordados Josep, Victor y yo salimos en busca del collado que marca la ruta de ascensión.

Para cuando empieza la ascensión fuerte alguien poco familiarizado con el alpinismo como yo esta pensando:Dios, esto es vertical!.

Después de un principio acelerado marcado por los nervios y la falta de mochila me consigo adaptar no sin expectación a lo marcado por Josep. Una vez Llegados al collado, la ascensión es más complicada y afortunadamente por el nivel de nieve podemos asegurarnos y además evitar las rocas. Cuando llegamos arriba no me lo creía ya que pensaba que faltaba todavía un trecho y me quedé transpuesta mirando el panorama y pensando en la bajada.

El descenso fue entretenido pues la nieve ya estaba blanda. El primer trecho pudimos asegurarnos todo el tiempo ya que el tramo estaba equipado. El segundo tramo fue más peliagudo porque teníamos que bajar por una canal por la cual caían descargas de nieve y se había convertido en una zona peligrosa. Tuvimos que desviarnos a una zona donde la nieve estaba un tanto congelada y entonces si que una “pichillas” como yo se tuvo que enfrentar a su primera desescalada en hielo. Ni que decir tiene que si no hubiera ido encordada hubiera sido la primera y última desescalada de mi vida pero debo reconocer que justo este tramo me ha metido el venenillo del alpinismo en el cuerpo.

Una montaña no se sube hasta que se baja. Sólo cuando estábamos ya cerca de la estación del Jungfrau pensé que había hecho mi primer 4000. Y no ha sido hasta días más tarde que aprecio lo que hice. Para mi no es importante la altura conseguida, ha habido ascensiones en nieve que me han costado mucho más aunque eran mucho más seguras; en cambio la necesidad de conocimiento del medio, la disciplina de la cordada y la necesidad de mejorar la técnica y la experiencia así como el autocontrol, son la diferencia que marca un antes y un después de esta montaña.

Dia 21

Todo lo bueno se acaba

Interlaken – geneve – Barcelona

Maite Fez
fez

Respon