Cordada A.E.E.

Blog dels socis

Croniques

Escalada clásica en estado puro en els Ports

David Herranz | 17 Juny 2015 | 1 Comentari »

Lunes, 15 de Junio, 7.00h

Me despierto para emprender la rutina diaria con el cuerpo entumecido y la mente espesa; es la resaca “gratificante” de la escalada de ayer de la vía Mas Colomer en Les Roques de Benet y que se va a encargar de que este lunes se haga realmente largo. Recordar los momentos y sensaciones vividos va a ser una buena terapia para hacerlo más llevadero. Por eso escribo esta crónica.

Domingo, 14 de Junio

A las 6.30h Josep, Abel y yo emprendemos camino hacia Horta de Sant Joan; ellos ya empezaron ayer sábado haciendo el Esperó Ger en Poblet, para encontrarnos después en Valls y salir a la mañana siguiente. Llegamos a Horta de Sant Joan a las 8.15h, desayunamos algo y nos dirigimos hacia nuestro objetivo. La pista que sube y bordea Les Roques de Benet está abierta a la circulación lo que nos hace ganar mucho tiempo; aparcamos, preparativos y iniciamos la corta aproximación que hay desde este punto. A las 9.30h estamos a pie de vía.

El primer largo serpentea a modo de canal-chimenea con mucho rozamiento de cuerda y, aunque a priori es el más fácil, tiene un tramo de V+ que exige más de lo esperado y que nos pone rápidamente en situación; después, un flanqueo expuesto y con roca descompuesta en el que hay que ir con ojo nos sitúa ya en la R2.

En el tercer largo de 50 mts la cosa ya empieza a ponerse seria y presenta bastante más dificultad; atlético y que exige mirarse bien los pies, transcurre al principio por una fisura de roca (V+) para luego convertirse en diedro con pasos de 6a-6b. El equipamiento es escaso y no muy fiable lo que hace que Josep se lo tenga que mirar muy bien para equipar, y más teniendo en cuenta que en los pasos más difíciles tenemos que tirar de estribo; salgo de segundo y efectivamente el V+ apreta y tiro de brazos más de lo necesario, pero voy haciendo hasta llegar a la transición a los pasos difíciles; aquí va a ser mi primera práctica real con los pedales y no voy confiado, aunque consigo superarlo mejor de lo esperado tomándome mi tiempo; Abel sale a continuación, sin problema. Así nos plantamos en la tercera reunión.

La salida del cuarto largo de 30 mts es bastante espectacular: se inicia en una panza algo desplomada de V+ apretado, técnico y sin concesiones, que discurre en diagonal sobre un conglomerado de pequeños apoyos y regletas que requiere colocarse y equilibrarse muy bien para encontrar el siguiente paso. Sale Josep y lo ejecuta elegantemente; esta salida no consigo hacerla en libre por muy poco, y tras varios intentos, Abel me echa una mano para alcanzar la primera cinta que me permite agarrarme y subir; luego suaviza un poco y se deja disfrutar hasta llegar a la cuarta reunión.

Aquí ya estamos en la pared frontal de este imponente monolito dispuestos a encarar el quinto largo que ya son palabras mayores: 25 mts de 7a+ en libre dan las reseñas (que creo que habría que multiplicarlo proporcionalmente al patio que hay por debajo) y que vamos a afrontar en Ae (artificial equipado) con los estribos. Y es aquí donde me quedo atascado; no soy capaz de equilibrarme en los pedales y no hago correctamente los movimientos y cambios para ir alcanzando las siguientes cintas; me voy agotando de brazos en cada intento, me descuelgo constantemente y me empiezo a asustar. Aún así no desisto y me intento mentalizar que tengo que subir sí o sí, no queda más remedio. Josep y Abel me tranquilizan y me van dando las instrucciones para que haga los pasos correctamente. Después de un buen rato, sacando fuerzas de donde no se sabe y Josep tirando de la cuerda consigo subir hasta la R. Abel sube en un visto y no visto. Está claro que en un largo así dominar la técnica de Ae es imprescindible, no es el mejor sitio para iniciarse.

Pues ya estamos en la vertical y expuesta R5, colgados completamente; por encima nuestro 30 metros del sexto largo que se inicia con 6a+ (más pedal no, no seré capaz, pienso) para luego convertirse en V-V+; Josep dice que ya es la última dificultad que nos queda de la vía, pero hay otros elementos que quieren también su protagonismo en esta aventura, como la lluvia que empieza a caer, por ejemplo. Por suerte, el tramo de 6a+ está completamente asegurado con parabolts muy próximos y Josep sale inmediatamente poniendo cintas y ayudándose de ellas para ir subiendo rápido. Una lástima, porque este largo lo querían haber intentado en libre Josep y Abel, pero abrirlo en estas condiciones era una temeridad. Es un momento tenso para Abel y para mi, allí colgados y lloviendo hasta que Josep grita R; la breve tormenta va amainando y la roca, por suerte para nosotros, todavía mantiene adherencia. Salimos sin perder tiempo hasta llegar a la R6; alivio, ya hemos superado lo más complicado.

El último largo de 40 mts y de V-V+ generoso, da tregua para acabar la vía más relajadamente y disfrutando de los últimos pasos de este gran trazado de 250mts, y con esa gratificante sensación llegamos a su final. Lo hemos conseguido a pesar de haber pasado algunos momentos complicados, y lo celebramos.

No nos podemos entretener demasiado porque el cielo sigue amenazante; el descenso recorre al principio terrazas rocosas algo expuestas hasta una canal que remontamos para después alcanzar las planicies superiores de este gran conjunto pétreo; las panorámicas desde aquí de estos parajes abruptos, singulares, y de formas caprichosas, son impresionantes. En el horizonte, rugientes cortinas de agua nos apremian para que sigamos nuestro camino. Así vamos bajando siguiendo las escasos hitos hasta llegar al sendero que nos lleva a la pista donde hemos aparcado hace 7 horas. La lluvia nos da el tiempo justo para cambiarnos, cargar mochilas y marcharnos. Si nos llega a pillar ésta en la pared…

A medida que conducimos, nuestra mirada sigue fija en esta magnífica pared que nos sigue impresionando, y que desde aquí parece inverosímil que hayamos podido escalar. Es esa sensación indescriptible…

Gracias a mis compañeros por su paciencia conmigo en esta aventura

 

Ver las fotos

Hasta la próxima…

Un comentari

  1. a.ito ha dit:

    BRAVO por la reseña…. vaya acabo de leerla.

    VAYA TENSION, colgados en la R5, lloviendo (puntualizar que era una lluvia fina)…. pero, lo que más me impresionaba era la tormenta eléctrica que se veía y oía a cierta distancia… VAYA AMBIENTE, y mucha ACTITUD (era un punto crítico para mí y sigo y sigo) ACTITUD la del capo JOSEP vaya máquina.

    Por cierto, cómo estás progresando David te felicito, te vi muy bien el sábado en Castellfollit… Ánimo la vía más interesante está por llegar….

    Un abrazo compañero!!!

Deixa un comentari


*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada

 

Aquí ens trobaràs

Ateneu l’Harmonia
c/ Sant Adrià 20 (Sant Andreu)
08030 BARCELONA

Gestió

– Visites i gestions
– Servei d’assessorament tècnic
– Servei de biblioteca

Cal concertar cita prèviament (estem treballant per a donar-vos un bon servei)

Atenció telefònica

de dilluns a dijous
de 10:00 a 14:00h
i de 16:30 a 19:00h

Telèfon: 688 920 377

Més informació

Escriu a: secretaria@cordada.org

Segueix-nos

icon-instagram

Els nostres guies estan inscrits al Registre Oficial de Professionals de l'Esport de Catalunya
i disposen de les titulacions oficials corresponents
2019 © Cordada, A.E.E - Gestionat amb WordPress - Dissenyat i implementat per Jambuling

Hola! Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació i oferir continguts d'interès. Vols saber més?

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close